Emociones en la Adolescencia

Eficaces tips para que puedas acompañar a tu hijo/a a vivir con sus emociones

La adolescencia es una etapa intermedia entre niño y adulto en donde se viven una serie de cambios a nivel físico y emocional, que muchas veces los padres no sabemos cómo enfrentar. Para los mismos jóvenes resulta a veces una total odisea entender qué les está pasando, más aún si tomamos en cuenta que una de las partes encargadas de la regulación emocional como la corteza pre frontal, está aún en desarrollo.

Diversas investigaciones dan cuenta la importancia de educar en base a una inteligencia emocional, que permita a los adolescentes actuar de la manera más eficaz frente a las distintas situaciones a las que se ven enfrentadas hoy en día.

Tenemos que entender que nuestros hijos adolescentes están insertos en una sociedad distinta y que por ejemplo, una de las maneras más comunes de comunicarse es a través de las redes sociales. Por lo tanto, muchas de sus emociones tendrán su base en lo que sucede en ellas, como por ejemplo; hoy existe un tremendo miedo al rechazo en las redes sociales, al no obtener suficientes likes cuando publican algo.  La ansiedad, frustración y miedo que generan este nuevo tipo de relación con el otro, puede acarrear problemas mayores si no nos damos cuenta y que algunas veces pueden desencadenar peligrosas consecuencias que influirán directamente en su autoestima y emociones.

Te dejo algunos efectivos consejos para que puedas acompañar a tu hijo/a a vivir con sus emociones.

  • Normaliza sus emociones: Es decir, explícale que éstas van y vienen, que son parte de ser humanos y que no los definen como personas. El que tengan miedo por ejemplo, no los hace incapaces de hacer algo y es absolutamente normal, a todos nos pasa.
  • Dales la confianza para que delante de ti puedan expresar libremente sus emociones sin ser juzgados: Los pilares fundamentales de una buena relación son la confianza y comunicación, por lo que es fundamental que logres que tu hijo crea en ti y te vea como una persona a la que le puede contar sus más íntimos secretos y miedos. ¿Cómo lograrlo? Respeta su intimidad, escúchalo y aconséjalo sin censurarlo.
  • Escúchalos, sin criticar su emoción: Muchas veces nuestros hijos no necesitan que los interroguen o juzguen, sólo que los escuchen y respeten sus sentimientos. “Ponte en sus zapatos”, no porque sean adolescentes sus problemas no son importantes.
  • No le digas cómo se debe sentir: No puedes obligar a nadie a sentirse de una determinada manera, las emociones fluyen y nosotros como padres tenemos que entender a nuestros hijos.
  • No reprimas sus emociones: Deja que pueda expresarlas, ayúdalos a reconocerlas, identificarlas y luego deja que las vivan.
close
Open chat
1
Necesitas Ayuda?
Hola, mi nombre es Fernanda, te puedo ayudar?
Powered by