Adicciones en la adolescencia

Adicciones en la adolescencia
por

La mayoría de las conductas adictivas tienen su origen en la adolescencia, ya que su cerebro está aún en desarrollo, el circuito que libera sustancias químicas, como la dopamina, encargada de regular la motivación y así repetir ciertas conductas que nos parecen placenteras se desarrolla mucho más rápido que aquellos procesos que inhiben deseos e impulsos.
Cuando un adolescente es adicto, ya sea a un videojuego, drogas, pornografía, internet, redes sociales, alcohol, etc, se refiere a que ha perdido la capacidad para autocontrolarse, desarrollando respuestas automáticas e impulsivas, frente a un estímulo que es nocivo y que afecta directamente su salud y calidad de vida.

Como darnos cuenta si tenemos un adolescente adicto:

1.- No puede parar de consumir voluntariamente.
2.- A pesar de hacer intentos por dejar la adicción, no lo logra.
3.- Cuando no está consumiendo su adicción, se siente desconectado de su grupo y de la vida.
4.- Usa su adicción como un evasor de su realidad, de algún dolor o sufrimiento.
5.- Tiende a consumir para salir de un estado emocional desagradable.
6.- Cuando sin consumir su adicción, estar consigo mismo lo asusta.
7.- Cuando toma una droga para mitigar el efecto de otra.
8.- Cuando tiende a ocultar su adicción a su entorno.

Te dejo algunos TIPS para saber qué hacer si tu hijo es adicto:

Prevenir: Acá lo más importante es mantener una relación cercana y de confianza con tu hijo/a. Generar espacios de conversación constante. Si bien en esta etapa comienzan a experimentar su independencia y privacidad, tú como padre mantente siempre alerta y atento a los cambios que pueden ir presentando durante su desarrollo. Y hazle saber siempre que puede contar contigo, a pesar de las peleas o conflictos entre ustedes. Foméntale el deporte, juntarse con sus amigos de manera saludable.
Ayuda; Si te has dado cuenta que tu hijo/a sufre de alguna adicción, busca inmediatamente ayuda de profesionales capacitados en el tema, que con su experiencia podrán orientarlos.
Clave; Si bien este punto seguro lo resolverás con los profesionales, tú también puedes ayudar a identificar de qué puede estar huyendo tu hijo/a, cuál será esa emoción que, al consumir su adicción, deja de sentir. A que le tiene miedo de su realidad que necesita evadirse.

Por ejemplo; los niños que son adictos a los videojuegos, puede que no tengan habilidades sociales para poder relacionarse. Lo importante acá es mantener un equilibrio durante sus tiempos de ocio, es decir, dejar un tiempo prudente para jugar, ya que, el videojuego también puede fomentar ciertas funciones cerebrales, como la toma de decisiones rápidas, pensamiento estratégico, visión espacial, capacidad de atención. Y también procurar que tenga contacto humano, relaciones sociales saludables, deportes, música, etc.

Share

Artículos recomendados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

close